Blog / Aprender a tocar el Saxofon I

Aprender a tocar el Saxofon I

saxofon

¿Se te ha pasado alguna vez por la cabeza esta idea? ¿Has vivido ajeno al mundo de la música hasta ahora? BIENVENIDO!!

El primer consejo es que busques a alguien especializado para que te asesore, algún amigo metido en este mundo, profesor o profesional de la materia. Antes de comprar nada, determina tu interés y un presupuesto para dicho aprendizaje!

Busca la máxima información posible en la red y contrastala con tus compañeros en la materia. Probablemente coincidirá con lo siguiente aunque pensarás que lo primero que necesitas es un saxofón, si no, ¿como vas a tocar? ERROR! Siempre se aconseja iniciar por el Saxofón Alto, así que partimos de esta idea. (los demás, son muy parecidos aunque con distintas dificultades)

En primer lugar hay que buscar un método apropiado, a poder ser con una edición actual. Hay que intentar que este método esté adaptado a nuestra edad ya que hay muchos métodos editados para niñ@s. Tenemos la posibilidad de encontrar cientos de libros y partituras para saxofón que engloban todos los aspectos: técnica, sonido, respiración y ritmo. Estos métodos los podemos intercalar con alguna obra conocida, canciones actuales o partitura. Algunos son interactivos ya que incorporan CD de audio, lo cual nos animará a estudiar más!

A la vez que aprendemos la técnica del saxofón, debemos aprender lenguaje musical o solfeo. Esto es lo que más pereza da al principiante, pero es la base para poder iniciar un aprendizaje. ¿Has conocido alguna vez un poeta que no sepa leer? Hay que aprender unos conceptos mínimos e ir mejorandolos con el tiempo, de esta forma, serás capaz de cumplir el objetivo!

Siguamos un poco más, ya tenemos los métodos, tanto de lenguaje musical como de Saxofón. ¿Te ves capacitado para aprender? Seguro que sí. El siguiente paso sería buscar una boquilla, abrazadera, compesandor, cañas y un metrónomo/afinador. ¿Cuantas cosas verdad? No te preocupes, son accesorios que alguno de ellos pueden durar de por vida.

saxofon niño aprendiendo

La boquilla de saxofón es el primer elemento por el que pasa nuestro sonido. Así que tiene mucha importancia. Podemos encontrar boquillas muy económicas pero que nos complican un poco nuestro aprendizaje o boquillas profesionales. Varios ejemplos pueden ser la boquilla Bari Espirit muy utilizadas en estos días ya que los presupuestos cada vez son más bajos. La boquilla Selmer Seles Prologue, respaldada por una gran marca y con abrazadera y boquillero incluido, todo un ahorro!!. Por otro lado, la boquilla Selmer C*, todo un clásico en el aprendizaje del Saxofón o la boquilla Vandoren Optimum AL3, muy utilizada en conservatorios y escuelas de música. Estas últimas pueden durar de por vida para un estudiante amateurs.

La abrazadera sujetará la caña a la boquilla, y dependiendo del material y el tipo de sujección, cambiará nuestro sonido. Hay dos tipos básicos, abrazadera metálica o abrazadera de cuero. Podemos encontrar muchos modelos, marcas más económicas o marcas profesionales. Las más utilizadas serían abrazaderas BG o abrazaderas Vandoren, aunque también entran materiles nuevos como las originales Abrazaderas EGR.

Para un principiante te recomendaría un modelo de caña con una dureza baja/intermedia. Para adolescentes/adultos estaría bien comenzar con un 2,5 aunque cada marca puede variar un poco la dureza. También dependerá de la apertura de la boquilla. Con el tiempo econtrarás tu modelo perfecto, las más utilizadas son las cañas Vandoren tradicional. Busca un compensador intermedio, del 0,5mm o del 0,8mm, te servirá para apoyar los dientes en la boquilla. Las cañas tienen un desgaste según cada una y cada persona, pertenecen al típico material renovable de un instrumento musical, como las cuerdas en la guitarra.

El metrónomo con función afinador nos servirá para marcar el ritmo en nuestro estudio. Con el aumento del ritmo e intercalando distintos patrones, mejoraremos poco a poco!!

Con todo este material, tienes un inicio muy completo. Dale caña a la embocadura, aprende la técnica básica muy bien, mejora tu capizadad pulmonar y la emisión de aire. La respiración es fundamental en este aprendizaje!! Lee mucho y practíca los ejercicios rítmicos indicados en los libros. Si todo esto lo compensas con videos, acudiendo a conciertos y clases, te involucrarás de lleno en este mundo llamado MUSICA!!

Aquí termina la primera parte, en próximas entradas continuaremos con la segunda parte de Aprender a tocar el Saxofon.